Aburrirse en pareja

Aburrirse en pareja se convierte en un miedo normal y extendido. A todos nos aterra caer en la monotonía y en la rutina. Todos hemos escuchado que la monotonía y la rutina son dos realidades que indican que nuestra relación está seriamente dañada, y por tanto existiría el riesgo a que esté finalizada. Lo cierto es que muchos de estos casos, solo indican que la pareja necesita de ciertas novedades para reactivar la propia relación.

Todos llegamos a aburrirnos en algún momento. Puede que ese aburrimiento sea en el ámbito laboral, con la propia familia, en las relaciones sociales, etc. La rutina y el día a día nos va empujando a un estado de aburrimiento tal, que a veces llega a ahogarnos. En esos momentos, deberíamos reflexionar acerca de los cambios que debemos realizar para no caer en la más profunda monotonía. Al final todo se reduce a decisiones.

El aburrimiento forma parte de nosotros. Todos pasamos por momentos donde nos falta el interés y la motivación, y caemos en una profunda apatía. En las relaciones también ocurre. Hacer siempre lo mismo, y mantener una rutina, al final acaba con el amor. Por ello es normal aburrirse en pareja. Lo importante es recurrir a los remedios para que nuestra relación no se rompa, y ello conlleva cambios, y para que estos se produzcan, debe haber ciertas decisiones en común.

Aburrirse es una consecuencia, no es un problema. Siempre que acabamos aburridos es debido a que necesitamos nuevos estímulos. Cuando esto ocurre en la pareja, es un indicativo de que es necesario incluir novedades para la propia salud de la relación. Por ese motivo, es necesario identificar con la pareja lo que sucede, y juntos poder superar esa monotonía que se ha instalado dentro de la relación. Introducir ciertos cambios es necesario en estos casos.

¿Qué es el aburrimiento?

El aburrimiento es realmente un estado de ánimo muy próximo a la tristeza. Decir que las personas que sufren depresión suelen sentirse continuamente aburridos. Todo ello es consecuencia a la falta de nuevos estímulos que nos motiven. Si este estado se prolonga en el tiempo, es sencillo llegar a estar en un estado de desesperanza, y de depresión.

Todos necesitamos nuevos horizontes, nuevos proyectos y nuevas experiencias. La vida es cambio, y no podemos resistirnos a él. Cuando caemos en el aburrimiento, debemos averiguar el motivo, y que cambios debemos introducir en nuestras vidas. Esos cambios nos evitarán caer en la rutina y en la monotonía, que nos lleva a la desmotivación. No debemos caer en el error de dejar que las actividades o rutinas se vuelvan excesivamente repetitivas. Debemos siempre incorporar algún tipo de novedad o estimulo que pueda fortalecer la salud de la propia relación de pareja.

Cuando aburrirse en pareja es una realidad

Aunque creamos lo contrario, cuando al menos uno de los miembros que conforman una pareja sentimental, comienza a aburrirse, no tiene por qué ser una señal de desamor. Tenemos que tomarnos el aburrimiento como el indicador de que tenemos que alejarnos de la monotonía con nuestra pareja. Aunque a veces el amor y el aburrimiento en la pareja están presentes a la vez, debemos hacer un ejercicio de reflexión para identificar aquello que debemos cambiar, o mejorar.

Después de los primeros momentos, en los que el amor es más pasional, las parejas pasan a un amor más maduro y pausado. Si ese amor, no se incentiva con novedades y nuevos retos comunes, se irá muriendo lentamente. Por ese motivo, debemos siempre encontrar los puntos de unión con nuestra pareja, y volver a crear nuevas pasiones.

Muchos expertos intentan cuantificar en años el momento en el cual las personas pueden llegar a aburrirse en pareja. Pero en el amor no hay reglas exactas. Y demos gracias por ello. El aburrimiento aparece cuando nosotros mismos nos dejamos engañar por la rutina. Tenemos siempre tener nuevos horizontes, y compartirlos con la persona a quien amamos. De ese modo, ese amor seguirá siempre en pie.

Aburrirse en pareja es una realidad firme, y debemos estar preparados para afrontar ese estado de ánimo. Como también afecta a nuestra pareja, debemos junto a ella, buscar nuevos incentivos para reavivar la llama del amor. Tenemos que dejar que el aburrimiento sea nuestro indicador para realizar todos los cambios que necesitamos. Así que no tenemos que acallarlo.

Cómo superar el aburrimiento en pareja

Al darnos cuenta de los primeros signos de aburrimiento con nuestra pareja, debemos identificar el porqué de este estado, y cómo podemos afrontarlo. Para ello es esencial que nuestra pareja sepa que ocurre, y sea parte activa del proceso de cambio. No podemos mirar hacia otro lado. Ese nunca ha solucionado nada. Debemos afrontar de frente ese estado de ánimo.

Ante el proceso de cambio debemos dejar a un lado todos nuestros miedos. Es normal que, en un proceso de tantos cambios, todo aquello que tememos aparezca en nuestra mente. Aléjate de todos esos miedos, y deja atrás tu zona de confort, y da el salto. En tu mano están todas las soluciones.

En un buen momento para fortalecer la unión con nuestra pareja. Para ello es recomendable hacer cualquier actividad que os guste a los dos, y lo paséis bien. También sería muy positivo marcaros nuevos retos que os motiven. Hacer cosas juntos, y compartir todo el proceso, fortalece todos los lazos sentimentales que os unen.

La comunicación es esencial en toda pareja. Busca siempre un rato para ti y tu pareja. Solo para vosotros, y que sea un momento donde pueda fluir todo vuestro cariño y amor. Y que, en esos momentos, la comunicación sea una constante. Es importante que podáis expresar vuestras emociones y sentimientos de un modo libre y sin miedos.

Por último, sería recomendable que introdujerais todas aquellas novedades en vuestra relación que logre despertar el interés y la búsqueda mutua. Haz siempre pequeñas variaciones que os permita no caer en la rutina, y que os ayude a reavivar ese interés y ese amor que sentís el uno por el otro. ¡Adelante!

Daniel Molina, Psicólogo Emocional Online

Scroll al inicio