Ansiedad por separación en adultos

Ansiedad por separación en adultos

Cuando hablamos de la ansiedad por separación, siempre se nos viene a la mente la figura de un niño. Existen niños que el hecho de separarse de sus referentes (padres, tutores, etc.), que le aportan la seguridad que tanto necesitan, les eleva su ansiedad hasta niveles totalmente patológicos. Normalmente, este tipo de ansiedad desaparece con el tratamiento adecuado, y con la propia madurez. Pero existe personas que en edad adulta arrastran este trastorno, ya sea por no recibir el tratamiento que requirieron de pequeños, o por no haber sido capaces de madurar emocionalmente de un modo adecuado. Esta psicopatología se denomina: trastorno de ansiedad por separación en adultos.

Las personas que padecen este trastorno de ansiedad, son personas que desde siempre han sido altamente inseguras. Necesitan tenerlo todo controlado, y es por ello que necesitan tener a las personas que le aportan seguridad a su lado, sean quien sean. Es una inseguridad que les hace prisioneros de sus miedos, y estos determinan toda su vida.

Es importante saber reconocer el trastorno de ansiedad por separación en adultos, para poder acceder a la ayuda más efectiva y adecuada. Unos niveles altos de estrés prolongados en tiempo, derivan en los temidos ataques de pánico. Es por ese motivo que debemos darle la importancia que requiere a esta psicopatología.

Los principales síntomas de la ansiedad por separación en adultos

Entre los síntomas principales del trastorno de ansiedad por separación en adultos, podemos encontrar:

  • Fobia a la soledad.
  • Niveles excesivos de estrés.
  • Necesidad de tenerlo todo bajo control.
  • Poca tolerancia a la frustración.
  • Inseguridad.
  • Desarrollo emocional deficiente.
  • Angustia emocional cuando se separa de las personas que le dan seguridad.
  • Incapacidad para aceptar los cambios.
  • Pensamientos rígidos.
  • Baja autoestima.

Son síntomas muy recurrentes en las personas que sufren este tipo de trastorno. Como podemos comprobar, todos estos síntomas están relacionados con la propia ansiedad, y debemos contemplarla como la psicopatología base de este trastorno.

Sus causas

El trastorno de ansiedad por separación en adultos suele ser la prolongación de un miedo a la soledad, y a la falta de referentes de seguridad en edades tempranas. Es decir, un niño que ha sido incapaz de gestionar la ansiedad producida por la separación de las personas que lo cuidan normalmente, como pueden ser sus padres, crecen con esas mismas inseguridades, proyectando sus miedos infantiles en la edad adulta.

Cuando un niño es inseguro, al separarse de las personas con las que se siente seguras, sus niveles de ansiedad se elevan patológicamente, creándole un estado de terror tal que lo lleva a paralizarse por completo. Si esos miedos no son tratados cuando corresponde, la persona los arrastrará por siempre. Y en la edad adulta volverá a sentir esos miedos e indefensión.

Las personas que padecen este tipo de trastorno sienten tanto estrés, aunque sean separaciones de horas por los motivos que sean, que puede llevarles a padecer los temidos ataques de pánico. El miedo puede llegar a ser un auténtico veneno para nuestra mente y para nuestra alma.

La vida siempre continua, y todos tenemos que hacer nuestras cosas. Ir al trabajo, al gimnasio, etc. Pues estas personas no soportan las separaciones de las personas con las que se sienten protegidos y seguros, aunque sean auténticas separaciones de unas pocas horas. Ello les genera un gran estrés difícil de gestionar por ellos solos.

Como ya he dicho anteriormente, los adultos inseguros es fruto de no haber tratado su inseguridad en edades tempranas. Los miedos y la falta de seguridad no desaparecen por si solos, y requieren una intervención terapéutica.

Tenemos que entender que la ansiedad es la patología de base de este trastorno, por lo cual muchas personas que lo padecen también han padecido algún tipo de trastorno ansioso. De igual modo, para poder tratar esta problemática debemos tratar en primer término la propia ansiedad.

Cómo superar la ansiedad por separación en adultos

Para poder afrontar y superar la ansiedad por separación en adultos deberemos:

  • Identificar qué te ocurre. Es esencial saber qué nos ocurre para poder empezar a afrontarlo. Si nos sentimos perdidos y con un gran estrés cuando nos separamos de determinadas personas, qué son con las que nos sentimos seguros, debemos saber identificar si quizás estamos padeciendo ansiedad por separación en adultos.
  • Aceptar la problemática. El siguiente paso es aceptar que tenemos un problema que tratar. Si los miedos y la inseguridad crónica que padecemos nos impide desarrollarnos adecuadamente, deberemos tomar ciertas decisiones, como por ejemplo, pedir ayuda profesional.
  • Mejora tu autoestima y reduce tus miedos. Empieza por separarte de las personas con las que te sientes seguro en plazos de tiempo cortos. Y poco a poco ves aumentando las horas de separación. Así podrás gestionar mejor tus miedos. Debes ser una persona más autónoma, y para ello debes dejar de depender de los demás. Todo ello te permitirá ganar más confianza en ti mismo, y mejorar tu autoestima.
  • Haz actividades placenteras. Haz todo aquello que te permita sentirte realizado y feliz. Quizás te guste hacer deporte, o caminar, o ir al cine, etc. Encuentra tu actividad favorita y realizará de un modo constante. Ello te permitirá despejar tu mente, y centrarte en cosas positivas.
  • Exprésate. Comunica a los demás qué te ocurre, y cómo te afecta todo ello. Poder expresarte emocionalmente te ayudará a reducir tu ansiedad, además de indicar a los demás cómo deben ayudarte.
  • Busca ayuda profesional. Si arrastras tu inseguridad y tus miedos desde la infancia, debes tomar la decisión de afrontarlo de una vez, y dejar de huir. Es totalmente recomendable y necesario, que busques ayuda de un psicólogo, para tratar tu ansiedad, tus miedos, y aumentar tu autoestima.

Daniel Molina, Psicólogo Emocional Online

Scroll al inicio