Cómo son las personas inseguras

Todos en algún momento de nuestras vidas nos hemos sentido inseguros, sobre todo cuando nos exponemos a situaciones que no controlamos, o que son nuevas para nosotros. En esos momentos no sabemos como reaccionar, y no queremos fallar en el intento. Pero después existe una clase de personas que esconden esa inseguridad bajo un manto de prepotencia. Suelen ser personas que necesitan destruir la autoestima de los demás, para así sentirse seguros. En este artículo nos centraremos en ello, y descubriremos como son las personas inseguras.

Seguramente te habrás topado con esa persona altiva, que parece que lo sabe todo, y que intenta siempre dejarte por debajo. Lo más seguro es que te ha hecho sentir muy mal, cuando veías que ella se hacía cada vez más fuerte. Son personas que necesitan crear esa inseguridad en los demás, para de ese modo verse por encima de ellas. Lo peor de todo es que al utilizar a las personas que tiene a su disposición, genera en estas unas heridas emocionales realmente profundas.

Aunque nos parezcan personas con una autoestima muy elevada, lo cierto es que debajo de esa fachada, hay alguien totalmente inseguro de sus capacidades y de la persona que realmente es. En definitiva, son personas que deben destruir la autoestima de los demás para sentirse válidos y capaces. Proyectan sus debilidades e inseguridades en aquellas personas que le rodea. Por todo ello, debemos estar siempre en alerta para no caer en sus manipulaciones, y de ese modo evitar que nos hagan daño.

La relación entre la inseguridad y el narcisismo

Las personas narcisistas son personas inseguras, que tienen la facultad de esconder su falta de seguridad en si mismos. Por ese motivo adoptarán una postura altiva y de superioridad respecto a las personas que están a su lado. Para poder esconder esa falta de seguridad y de confianza en si mismo, una persona con rasgos narcisistas elegirá muy bien a las personas de su entorno. Buscará a las personas más bondadosas y empáticas que pueda, con tal de dominarlas mediante la manipulación, y sobre todo, atacando a su autoestima. Porque una persona con una autoestima baja, es la víctima perfecta para esta clase de depredadores emocionales.

Cuando encuentran a alguien a quien dominar, comenzará a sacarle todos los defectos y fallos posibles. De ese modo, sus víctimas se cuestionarán a si mismas, y carecerán de los recursos emocionales suficientes para plantarle cara. También empezará a resaltar todos sus logros y capacidades. Quiere con ello ser reconocido como una persona segura y capaz. Es definitiva, destruye la autoestima de los demás para intentar agrandar la suya.

Lo cierto es que las personas narcisistas son emocionalmente muy inestables, y ante cualquier crítica hacia ellos, o ante cualquier frustración, no saben como actuar, y es entonces donde puede ver la luz su imperiosa inseguridad. Así que, cuando esta clase de personas te topan con alguien capaz de rebatirlos, se irán sin mirar atrás. No soportan que nadie pueda cuestionarles, porque eso les hace sentir muy pequeños. De ese modo, podemos entender que sus relaciones tengan que basarse en la dominación, y poder estar por encima de sus víctimas.

Por último, quiero remarcar que las personas inseguras poseen una autoestima baja. Saben que carecen de las capacidades emocionales necesarias para quererse, y valorarse tal y como son. Por todo ello, necesitan esconder todos sus miedos e inseguridades en una coraza irreal de seguridad. Para sentirse mejor, proyectarán sus propias inseguridades en los demás, y de ese modo, se deshará de toda su basura emocional. Ese es el motivo por el cual debemos estar en alerta para no caer en la trampa de esta clase de manipuladores. No podemos dejar que nadie nos haga sentirnos mal para que se sienta bien él.

Las características principales de las personas inseguras

Lo bueno de las personas inseguras es que son fácilmente identificables. Todos hemos conocido a personas que han querido parecer seguras cuando realmente son personas indecisas, y con muy poca autoestima. Solo el tiempo y su forma de ser son capaces de descubrir a este tipo de personalidades. A continuación exploraremos los cuatro rasgos principales que nos ayudarán a saber cómo son las personas inseguras. Y estos son:

  • Te harán sentirte inseguro. Esta clase de personas proyectarán sus miedos y sus inseguridades en ti. Siempre te dirán que no puedes hacer tal o cual cosa, simplemente porque ellos no se ven capaces, y quieren que tú tampoco puedas. Se sentirían muy mal si lograras hacer algo que ellos no pueden. Por todo ello, las personas inseguras querrán que dudes de ti, y es por eso, que te van a cuestionar por todo, para así hacerte dudar de ti mismo y de tus capacidades. Este es uno de los motivos por los cuales debemos aprender como son las personas inseguras. No podemos caer en el error de cuestionarnos a nosotros mismos.
  • Necesitan ensalzar sus logros. Las personas inseguras necesitan no mostrarse tal y como son. Por lo tanto, siempre se mostrarán altivas y prepotentes. Sus conversaciones suelen estar dirigidas hacia sus logros, y todo lo bueno que hay en él. Quiere que los demás solo vean el lado bueno, y admiren cada una de las cosas que ha conseguido. Su tarea principal es dar una imagen de capacidad y autosuficiencia que realmente no es así. Intentan con sus discursos, crear una imagen ficticia de él mismo, y dar la apariencia de alguien que ha triunfado, y que es capaz de conseguir todo aquello que se proponga.
  • Presumen de ser humildes. Quien se siente inseguro, pero quiere dar una imagen de total seguridad, mostrarán una actitud decidida, y utilizará la humildad para dar una apariencia de capacidad. Es decir, las personas narcisistas e inseguras, mostrarán siempre una actitud humilde, siendo condescendiente con los demás, y tratándolos como personas de segunda. Este es uno de rasgos más característicos que nos pueden indicar como son las personas inseguras.
  • Utilizan la queja y el reproche por todo. Las personas que se sienten tan incapaces como los narcisistas, siempre estarán quejándose de que las cosas no son tan buenas como deberían ser. Es decir, se marcan metan y objetivos muy altos, y cuando no se cumple sus expectativas, suelen echarle la culpa a los demás o incluso a cosas tan irreales como es la suerte. Nunca se responsabilizarán por nada, y siempre buscará un culpable cuando no consiga todo aquello que desea. Es uno de los signos más palpables de cómo son las personas inseguras.

Cómo no dejarse manipular por las personas inseguras

Como habrás podido deducir en tu lectura de este artículo, es esencial que aprendamos a identificar como son las personas inseguras. Aunque parezcan que su modo de ser no nos pueda hacer daño, debemos comprender que son personas realmente hábiles a la hora de manipular y chantajear a los demás, y puede hacer que nos cuestionemos a nosotros mismos, destruyendo por completo nuestra autoestima.

Al principio son personas que mostrarán la mejor versión de ellos mismos. Se ganarán poco a poco su confianza, y cuando lo consigan empezarán a manipularnos mediante el reproche, e implantando en nosotros un gran sentimiento de culpa. Por ese motivo es esencial saber identificar a esta clase de personas, para así no caer en su trampa. Para ello lo mejor es siempre poner nuestros límites cada vez que establezcamos cualquier relación. Es esencial no dejar que nadie nos haga daño.

Si eres una persona insegura, y no eres capaz de quererte ni aceptarte tal como eres, te recomiendo que inicies una terapia. Gracias a ella, tendrás las herramientas para volver a centrarte en todo lo bueno que hay en ti. No podemos caer en error de cuestionarnos por todo, ni querernos tal y como somos. Si no somos capaces de valorarnos, nadie más lo hará, y ello nos afectará en todos los ámbitos de nuestra vida, incluso en la calidad de nuestras relaciones. Debemos apostar por nosotros. ¡Adelante!

Daniel Molina, Psicólogo Emocional Online

Scroll al inicio