La necesidad de consolidar la relación de pareja

Es normal que cuando una relación pasa su primera fase de enamoramiento, donde existe una idealización de la otra persona y de la propia relación, pasemos a una fase en la cual nos topamos con la realidad y de cómo es verdaderamente la persona con la que estamos compartiendo nuestra vida, con sus virtudes y sus defectos. Es necesario consolidar la relación de pareja.

El “enamoramiento” inicial siempre tiene una fecha de caducidad. No es una fecha exacta, pero se da cuando finaliza nuestra idealización de la otra persona y de la propia relación. Pero no tiene que ser un cambio negativo, todo lo contrario, ya que se da paso a un amor más comprometido y maduro.

En esta segunda fase aumenta nuestro compromiso con la otra persona y se resuelven los primeros conflictos. También en esta fase se hace patente las diferencias entre ambas personas que conforman la pareja, y en muchos casos es en esta fase donde se disuelven muchas parejas.

Cómo aumentar la satisfacción dentro de la pareja

  • Es necesario establecer límites claros. Es decir, cada miembro que conforma la pareja debe establecer qué clase de relación quiere y cómo quiere llevarla. Esto evitará malos entendidos y futuros conflictos. Lo mejor es siempre dejar los límites de la relación establecidos.
  •  Acéptate y acepta a la otra persona. Cada uno tendrá sus virtudes y sus defectos. No eres perfecto y tu pareja tampoco, lo importante es que seáis perfectos como pareja. No intentes cambiar a la otra persona, ni cambies si no lo deseas. La aceptación es la clave para mantener una relación comprometida.
  • Trata a tu pareja como quieres ella que te trate. Sé empático y ponte en el lugar de la otra persona. Atiende a sus necesidades como te gustaría que tu pareja atendiese las tuyas.
  • No impongas nunca tu voluntad, ni permitas que la otra persona lo haga. Cuando se intenta imponer algo, la relación acaba por deteriorarse.
  • Fomenta la comunicación. Comunicarse en clave para la buena salud de la pareja.
  •  Compartid alguna actividad que os una es importante para afianzar los cimientos de cualquier relación. De igual modo, es necesario que cada uno también pueda disponer de su tiempo y su espacio propio, de ese modo no ahogaréis la relación y podréis disfrutar de un tiempo de independencia.
  • Aunque paséis mil y un baches dentro de vuestra relación, recordad siempre que os enamoró el uno del otro. Ello fortalecerá vuestra unión una y otra vez.

Conclusiones de cómo consolidar la relación de pareja

Después de la fase pasional del enamoramiento entramos de pleno en la fase donde se reduce nuestra idealización de nuestra pareja y de todos los aspectos que conforman nuestra relación. Cuando esta fase llega debemos estar preparados porque surgirán los primeros conflictos y problemas. Son baches que pueden ser superados siempre que tengamos presente quienes somos, quien es la otra persona y lo que somos los dos como pareja. Pero una vez superada esta fase pasaremos a una relación más madura, real, y comprometida. Debemos apostar por el amor, porque para casi todo es la respuesta que necesitamos…

Daniel Molina, Psicólogo Emocional Online

Scroll al inicio