¿Alguna vez te has sentido atrapado en un ciclo interminable de ansiedad y autocrítica? ¿Te has preguntado si hay una manera de romper ese patrón y recuperar tu confianza en ti mismo? Si es así, este artículo es para ti. En este extenso y comprensible texto, exploraremos cómo la ansiedad puede hacer que te sientas inferior y cómo la terapia online puede ser una poderosa herramienta para superar estos sentimientos.

Cuando la ansiedad te hace sentir inferior

Con frecuencia, la ansiedad y la baja autoestima se entrelazan afectando el bienestar de las personas. La ansiedad puede manifestarse a través de preocupación, nerviosismo o miedo como respuesta natural ante situaciones que percibimos como amenazantes. En contraste, la autoestima se trata de cómo nos apreciamos a nosotros mismos y tener una baja autoestima implica tener una perspectiva negativa sobre uno mismo.

La relación entre ambas es bidireccional: Al hacer que las personas duden de su capacidad para enfrentar desafíos o situaciones estresantes, la ansiedad puede disminuir la autoestima, mientras que alimentar pensamientos negativos sobre uno mismo y sus habilidades puede aumentar la ansiedad en el caso de una baja autoestima. Un bucle difícil de romper puede ser creado por este ciclo.

Una persona con baja autoestima puede evitar situaciones sociales por temor a ser juzgada, lo que a su vez puede incrementar la ansiedad ante la posibilidad de interactuar socialmente. La ansiedad constante puede llevar a una persona a creer que no es capaz de manejar situaciones cotidianas, lo que erosiona su autoestima aún más.

Es fundamental abordar la ansiedad y la baja autoestima en terapia, puesto que trabajar en uno puede contribuir a mejorar el otro. Por ejemplo, las personas pueden recibir ayuda para desafiar y cambiar pensamientos negativos a través de técnicas de terapia cognitivo-conductual, mientras que la terapia de aceptación y compromiso puede enseñarles a vivir según sus valores incluso cuando experimentan ansiedad.

Los efectos de la ansiedad en la autoestima

La ansiedad y la autoestima están íntimamente ligadas, creando un ciclo difícil de romper. La ansiedad no solamente causa inquietud y temor, sino que también puede socavar la autoconfianza, alterando nuestra percepción de nosotros mismos y la forma en que nos mostramos al mundo. Y entre los efectos de la ansiedad en nuestra autoestima, encontramos:

  • Distorsión de la percepción de uno mismo: La ansiedad puede hacer que percibamos de manera distorsionada nuestras capacidades y logros. Podemos concentrarnos en nuestras debilidades y fallas, ignorando nuestros éxitos y fortalezas. Podemos terminar con una autoestima baja, haciendo que comencemos a cuestionar nuestro valor y competencia.
  • Evitación y limitación de oportunidades: Si tenemos baja autoestima, es probable que evitemos situaciones que nos generen ansiedad, lo cual puede restringir nuestras vivencias y desarrollo personal. Puede incluir la evitación de interacciones sociales, nuevas experiencias o desafíos profesionales, lo que perpetúa la ansiedad y la baja autoestima.
  • Diálogo interno negativo: Frecuentemente, la ansiedad es acompañada por un crítico interno que constantemente emite juicios y críticas. La autoestima se ve aún más debilitada por este diálogo interno negativo que refuerza la creencia de insuficiencia.
  • Dependencia de la aprobación externa: Dependemos demasiado de la validación y aprobación de los demás para sentirnos bien con nosotros mismos, cuando nuestra autoestima es baja. Nuestra autovaloración está en manos de otros, lo que nos hace vulnerables a la ansiedad.
  • Relaciones interpersonales afectadas: La ansiedad puede afectar nuestras relaciones al hacernos retraer o volverse hipersensibles a la crítica. Toleramos comportamientos negativos de otros debido a la baja autoestima, ya que sentimos que no merecemos algo mejor.
  • Procrastinación y autoboicot: La ansiedad puede provocar la procrastinación al hacer que se eviten tareas por temor al fracaso o a ser juzgados. Confirmamos nuestras propias creencias negativas al no cumplir con nuestras metas o responsabilidades, convirtiendo esto en un autoboicot.
  • Impacto en la toma de decisiones: El miedo a cometer errores puede impedirnos tomar decisiones, paralizando nuestra capacidad. Si nuestra autoestima es baja, es probable que no tengamos confianza en nuestro criterio, lo cual puede ocasionar decisiones impulsivas o falta de acción.
  • Problemas de salud mental y física: La salud mental y física pueden verse afectadas negativamente por la ansiedad crónica y la baja autoestima, lo cual puede provocar trastornos del sueño, problemas digestivos y depresión.

Cómo aumentar la autoestima si sufrimos ansiedad

La autoestima y la ansiedad suelen estar interconectadas en nuestra salud mental. La ansiedad puede crear un ciclo difícil de romper, siendo tanto causa como consecuencia de una autoestima baja. No obstante, existen tácticas que podemos usar para reforzar nuestro amor propio y manejar la ansiedad de forma más eficaz.

  • Cultivar el propio amor propio. La autoestima no es algo estático; más bien, se parece a un jardín que necesita cuidado y atención constantes. El punto es nutrir un conjunto complejo de valoraciones, creencias y emociones sobre nosotros mismos, en lugar de enfocarse en tener «mucho» o «poco». Nuestra autoestima puede crecer con el cuidado apropiado o debilitarse si se descuida, al igual que un jardín.
  • Comunicación que es Abierta y Empática. Es crucial crear un ambiente donde podamos expresar nuestras preocupaciones sin miedo al juicio. El apoyo necesario para enfrentar la ansiedad puede ser proporcionado a través de una comunicación abierta y empática con amigos, familiares o terapeutas.
  • Técnicas para Respirar y Relajarse. Es posible calmar la mente y reducir los síntomas físicos de la ansiedad al practicar técnicas de respiración profunda y relajación. Estas prácticas, aunque simples, pueden ser herramientas poderosas para recuperar el control en momentos de estrés.
  • Autocuidado Integral. Es fundamental establecer rutinas saludables que incluyan una dieta balanceada, ejercicio regular y un sueño reparador. Contribuyen a un bienestar emocional más estable y pueden mejorar nuestra percepción de nosotros mismos estos hábitos.
  • Identificación de Desencadenantes. Identificar las situaciones o pensamientos que provocan nuestra ansiedad es el primer paso para poder controlarla. Al identificar estos factores, podemos desarrollar estrategias concretas para enfrentarlos.
  • Enfocarse en Soluciones y Tener Pensamiento Positivo. Cambiar el enfoque de los problemas a las soluciones es crucial. Por ejemplo, la terapia cognitivo-conductual puede contribuir a cambiar patrones de pensamiento negativo y desarrollar una actitud más positiva y realista hacia uno mismo.
  • Apoyo Social. El apoyo de amigos y familiares no tiene precio. Participar en eventos sociales y desarrollar relaciones significativas pueden brindar un gran alivio y una perspectiva más positiva.
  • Celebración de Logros. Reconocer y festejar nuestros éxitos, incluso si son pequeños, puede influir de forma significativa en nuestra autoestima. Nuestros éxitos alimentan la autoestima y luchan contra la autocrítica, lo cual genera gratitud.
  • Autoafirmación. Reconocer y confirmar nuestras fortalezas y habilidades es una práctica poderosa. El reforzamiento de nuestra autoestima y la reducción de la ansiedad puede lograrse repitiendo afirmaciones positivas sobre nosotros mismos.
  • Autocrítica reducida. Reemplazar nuestros pensamientos negativos con otros más positivos y realistas, siendo conscientes de ello, es crucial. La autocompasión y la aceptación son fundamentales para mejorar nuestra relación con nosotros mismos. 
Beneficios de acudir a terapia

Terapia Online: Una solución accesible y efectiva

Afortunadamente, la terapia online se ha convertido en una herramienta valiosa para abordar la ansiedad y los sentimientos de inferioridad que esta puede causar. Ahora, hablemos de algunos beneficios clave de optar por la terapia online para superar la ansiedad:

1. Accesibilidad

Una de las principales ventajas de la terapia online es su accesibilidad. Puedes acceder a la terapia desde la comodidad de tu hogar, eliminando la necesidad de desplazarte físicamente a una consulta. Esto es especialmente beneficioso si te sientes incómodo socialmente o si la ansiedad te impide salir de casa.

2. Flexibilidad de horarios

La terapia online a menudo ofrece horarios flexibles para adaptarse a tu vida ocupada. Puedes programar sesiones en momentos que sean convenientes para ti, lo que facilita la integración de la terapia en tu rutina diaria.

3. Mayor anonimato

Para algunas personas, la terapia online ofrece un mayor grado de anonimato. Puedes compartir tus pensamientos y sentimientos de manera más abierta, sin la preocupación de ser juzgado por tu terapeuta.

4. Variedad de enfoques terapéuticos

La terapia online te brinda acceso a una amplia gama de enfoques terapéuticos y terapeutas especializados en diferentes áreas. Esto significa que puedes encontrar un terapeuta que se adapte a tus necesidades específicas.

5. Herramientas para la gestión de la ansiedad

A través de la terapia online, aprenderás estrategias efectivas para manejar la ansiedad. Estas herramientas te ayudarán a lidiar con los desafíos diarios y a recuperar tu confianza en ti mismo.

Conclusión: Un nuevo comienzo

La ansiedad puede hacerte sentir inferior y atraparte en un ciclo de autocrítica y temor al fracaso. Sin embargo, la terapia online ofrece una solución accesible y efectiva para superar estos sentimientos. Con enfoque, apoyo profesional y determinación, puedes liberarte de la ansiedad y recuperar tu confianza en ti mismo.

Recuerda, eres capaz de superar la ansiedad y alcanzar tus metas. Tu historia de éxito está esperando ser escrita. ¿Estás listo para comenzar tu viaje hacia la recuperación? ¡La elección está en tus manos!

Daniel Molina, Psicólogo Emocional Online

Scroll al inicio