¿Qué es una infidelidad emocional?

El aspecto físico y el emocional son los factores fundamentales para que una relación sentimental sea sana. Cuando uno de dichos factores falla, las relaciones comienzan a deteriorarse.  Unas de las formas en las que se puede materializar ese deterioro es la infidelidad, ya sea esta física o emocional. En este artículo nos centraremos en la infidelidad emocional.

Si bien la atracción física y el deseo sexual son factores superficiales que puede buscarse fuera de la pareja por diferentes motivos, intentar cubrir ciertas necesidades emocionales se debe a que dentro de la pareja existen ciertas carencias emocionales.

La infidelidad emocional es mucho más demoledora que la física, ya que el engaño físico se puede definir más fácilmente: es un acto sexual. El engaño emocional es diferente en cada persona y sus límites en cada caso pueden ser distintos.

El ámbito laboral, seguido por internet, son los lugares donde más se generan relaciones emocionales profundas que pueden llevar a la infidelidad de este tipo. Las relaciones que se construyen en estos ámbitos, aun careciendo del plano físico, pueden ser muy intensas, incluso más que si existieran relaciones sexuales.

Una relación que puede degenerar en infidelidad emocional sería aquella que ambos miembros se satisfacen emocionalmente, es decir, se encuentra en esa persona una conexión emocional más fuerte que con su pareja sentimental.

Señales que indican una infidelidad emocional

  • Compartir intimidades. Se puede compartir las pasiones, los miedos, los secretos, etc., cosas que ya no se comparte con sus parejas.
  • Comparación. Comparar constantemente a la pareja con la persona con quien se ha intimado.
  • Pensamientos recurrentes hacia esa persona. Incluso se puede fantasear con relaciones sexuales con dicha persona o sobre cómo sería una relación sentimental entre ambos.
  • Dar más apoyo emocional que a la propia pareja.
  • Reducir el tiempo que se dedica a la pareja para estar conectado o verse con esa persona.
  • Aumentar el contacto con esa persona.
  • Centrarse en lo feliz que es con esa persona y en esa conexión especial, y lo poco realizado que se siente con su propia pareja.

Por qué ocurre la infidelidad emocional

Todas las parejas tienen momentos en los cuales existe un distanciamiento, sobre todo tras sucesos negativos e intensos. Son en esos momentos donde aparecen personas externas en las cuales nos podemos  apoyar para superar estos malos momentos. Hasta aquí no hablaríamos de infidelidad emocional. El verdadero problema surge cuando se cruza esa barrera y creemos que esa persona nos puede aportar todas nuestras necesidades emocionales. Es aquí donde comienzan la intimidad con esa persona, nuestros pensamientos y sentimientos se enfocan en ella, y comenzamos a fantasear con la posibilidad de tener algo más con ella. Esa persona se convierte en el punto de apoyo. Nos hace sentir bien, y se llega a pensar que solamente con esa persona  se puede encontrar la estabilidad y el amor que anhelamos.

Cómo superar una infidelidad                                

Tanto si estamos cometiendo una infidelidad emocional como si hay sospechas que la pareja pueda serlo, lo necesario en estos casos es hablar acerca del problema. Todo debe ser en un tono conciliador, dejando a un lado los reproches y las acusaciones. Si se tiene la voluntad de consolidar la pareja y superar este trance, se debe mediante el diálogo encontrar qué mejorar para que las necesidades emocionales de ambos miembros de la pareja queden cubiertas.

Otra manera de tratar de reconducir la relación es buscar un poco de ayuda externa. Esto permitirá determinar qué está pasando y ayudará a definir qué habría que hacer para volver a encender la conexión entre ambos miembros de la pareja.

Daniel Molina, Psicólogo Emocional Online

Scroll al inicio