Qué es la depresión

Nadie puede estar a salvo de acabar atrapado en una profunda tristeza y en una inmensa apatía. Todos pasamos por malos momentos que no sabemos como afrontar, y eso hace que nuestro estado de ánimo se vea seriamente dañado, y comenzamos a  percibir todo como algo negativo y peligroso para nosotros. En ese instante nos asomamos al abismo que representa este trastorno, que nos roba la alegría y las ganas de vivir, y nos sumerge en un profundo y oscuro pozo de soledad y angustia. Para afrontar ese estado, antes tenemos que saber qué es y cuál será el tratamiento para la depresión.

Podríamos definir la depresión como un trastorno del estado de ánimo, que se caracteriza pro sufrir una tristeza y una apatía persistente e intensa, de la cual no se encuentra consuelo ni manera de afrontarla adecuadamente. Los síntomas de este trastorno son realmente incapacitantes, llevando a quien los padece a una profunda desesperación, y a una falta total de energías, incluso para poder afrontar su día a día. Por ese motivo, hay personas que no acaban de entender que la depresión es grave, y que la persona que la padece queda incapacitada. Y si inactividad no es por pereza ni porque quiere, sino porque padece depresión, y este trastorno consigue arrebatarnos todo aquello que somos, convirtiéndonos en la sombra de la persona que un día fuimos.

La depresión requiere que la persona que la padece saque fuerzas de donde no tiene, y centre todos sus esfuerzos en reconstruirse y volver a sentirse bien. Para ello es necesario toda una lucha que parte de una terapia especializada para afrontar y superar este trastorno, y volver a ser nosotros mismos. Buscar un tratamiento para la depresión es el primer paso para recuperar nuestras vidas, porque consigue arrebatarnos todo aquello que somos, nuestras fuerzas, e incluso nuestra vida. Todas aquellas personas que han sufrido un cuadro depresivo lo describen como estar en un profundo abismo del cual no encuentras la salida. Padecer depresión es mucho más grave de lo que las personas suelen pensar, pero realmente es un trastorno que no tiene compasión ni piedad, y nos puede destruir por completo.

Síntomas de la depresión

Antes de describir los síntomas de la depresión más comunes, tenemos que pararnos para explicar que la depresión ataca a cada persona de un modo diferente. Es decir, habrá personas que padezcan una serie de síntomas, y habrá otras que pueden padecer otros muy distintos. Todo dependerá de las características emocionales y psicológicas de cada persona. Una vez entendido esta cuestión, pasamos a repasar los principales síntomas de este trastorno. Y entre ellos podemos encontrar:

  • Cansancio extremo, falta de energías.
  • Apatía, dejar a un lado aquello que antes nos gustaba.
  • Alteraciones del sueño, o dormir poco o demasiadas horas.
  • Dolores musculares, articulares y cefaleas.
  • Falta de apetito o necesidad de comer mucho.
  • Dificultad para concentrarse o pensar con claridad.
  • Incapacidad para realizar incluso las actividades del día a día.
  • Problemas digestivos.
  • Posible idealización del suicidio.
  • Tendencia al aislamiento, problemas para relacionarse.
  • Tristeza persistente e intensa.

Para poder controlar y superar todos estos síntomas tenemos que buscar un tratamiento para la depresión. Una vez que lleguemos a superar este trastorno y nuestro estado de ánimo mejore, todos estos síntomas irán remitiendo. La depresión es siempre grave, y debemos estar en alerta. No podemos mirar hacia otro lado ni esperar que haya medicaciones milagrosas que la curen. Porque la depresión no se cura, se afronta, y para eso siempre tenemos la terapia. Hay que apostar por el tratamiento para la depresión y por sentirnos bien de nuevo.

Causas de la depresión

La depresión suele aparecer en nuestras vidas de un modo lento pero implacable. Nos roba todo lo que somos. Nos roba nuestro presente y nuestro futuro, y nos hace sumergirnos en una profunda tristeza de la cual no lograremos recuperarnos hasta que no la tratemos. Para poder hacer frente a este trastorno primero deberemos saber cuáles son sus causas. De ese modo podemos establecer una intervención psicológica adecuada en casa caso. Y existen dos principales causas que se puede describir en dos tipos de depresión. Y estas son:

  • Depresión endógena. Esta depresión es la causada por factores biológicos o químicos dentro de nuestro sistema nervioso y cerebral. Los cuadros depresivos de este tipo suelen darse cuando existe una bajada la segregación de una hormona llamada dopamina. Nuestro organismo rebaja la cantidad que segrega y comenzamos a experimentar una profunda tristeza. Es una depresión que no tiene una causa visible o explicable en un primer momento y es difícil de diagnosticar. En algunos casos muy graves se necesitará que se complemente la terapia con medicamentos. Pero solamente en casos muy extremos que se necesite un aumento rápido del estado de ánimo.
  • Depresión exógena. Es la depresión más entendible, y es aquella que está causada por factores externos, como puede ser la pérdida de un ser querido, una ruptura sentimental, o tener problemas económicos. Podemos encontrar una razón para sufrir este tipo de depresión. Todos pasamos por malos momentos, y sufrir un bajón en nuestro estado de ánimo nos puede llevar a sufrir un cuadro depresivo. Este tipo de depresión se trata mediante terapia. 

Tratamiento para la depresión

Aunque muchos profesionales de la medicina y muchas personas apuesta por la mediación como forma de “curación” de la depresión, eso es solo un atajo pero sin salida. Los fármacos destinados a la depresión solamente sirven para aumentar el estado de ánimo, no para tratar la depresión. El único tratamiento efectivo para este trastorno es la terapia. La intervención psicológica es esencial para poder vencer nuestra depresión. Solamente en los casos más extremos sería recomendable complementar la terapia con mediación. Pero en aquellas personas con un cuadro depresivo muy severo. Debemos apostar por un tratamiento para la depresión efectivo.

Para poder superar la depresión deberemos poner todo nuestro esfuerzo, y saber que requiere de tiempo. Como este trastorno nos roba todo lo que somos y lo que nos importa, debemos reconstruirnos, y eso requiere mucha fuerza de voluntad. Es por ese motivo que para vencer a nuestra depresión necesitamos ayuda terapéutica. La terapia nos dará todas las herramientas que necesitamos para controlar sus síntomas, y mejorar nuestro estado de ánimo. Y hay que recordar que la depresión no se cura, se afronta. Si padeces depresión toma la decisión de afrontarla, o toda esa oscuridad que se ha instalado en tu interior se quedará para siempre. Este trastorno nunca desaparecerá por si solo. Requiere un proceso terapéutico para afrontarlo. Apuesta por la terapia como tratamiento para la depresión

Servicio de tratamiento de la depresión

Mis servicios de Terapia Online

Suscripción que se renueva automáticamente cada mes.

Gestionas tu propia cuenta. 

Plataforma segura y confidencial.

Puedes darte de baja cuando quieras.

Recomendaciones para el tratamiento de la depresión

Ya hemos descubierto que el método más efectivo para superar la depresión es la terapia. Una intervención terapéutica continua nos ayudará a identificar que nos ocurre, y nos dará las herramientas para poder aumentar nuestro estado de ánimo. Pero también podemos complementar la terapia con ciertas acciones que nos ayudarán a reducir los efectos de nuestra depresión, y sentirnos poco a poco mejor. Y entre dichas recomendaciones encontramos:

  • Actívate. Sabemos que la depresión nos roba nuestra alegría, nuestras fuerzas, y las ganas de hacer cosas. Debemos hacer el esfuerzo de hacer actividades que nos permitan sentirnos bien además de activos. Podemos probar con el deporte, o con algo más liviano como es pasear. Tenemos que poner de nuestra parte y sentirnos activos de nuevo.
  • Exprésate. Ponle nombre a todo lo sientes, y todo lo que estás sufriendo. Saber identificar que nos ocurre nos ayudará a poder hacerle frente. Así que, dale voz a tus emociones. Si estás al límite, díselo a tus seres queridos y a las personas que te ayudan. Deben saber qué te ocurre, y te darán el apoyo que necesitas.
  • Haz aquello que te gustaba. En esos momentos tan oscuros es cuando es más necesario volver a encontrarnos a nosotros mismos. Una buena opción es volver a hacer todo aquello que nos gustaba hacer antes de sufrir nuestra depresión. Eso nos ayudará a sentirnos bien de nuevo, y recontarnos con la persona que éramos.
  • No te aísles y relaciónate. La depresión nos obliga a aislarnos y a consumirnos en nuestro dolor. No se lo permitas. Haz el esfuerzo y sal a la calle. Vuelve a quedar con las personas más cercanas y queridas, y dedícales tiempo. Porque de ese modo te estarás dedicando tiempo a ti mismo. También incluso puedes aventurarte a conocer a nuevas personas. Haz todo lo que puedas por no aislarte.
  • Busca apoyo. No eres ni serás la única persona que se ve atrapa por su depresión. Comunícate con tus seres queridos y explícales qué te ocurre, y todo lo que estás sufriendo. De ese modo sabrán como ayudarte. Déjate ayudar por aquellas personas que te rodean y que te quieren.
  • Organízate. Establecer un horario para todo, te permitirá saber qué hacer en cada momento, y no caer en la apatía propia de la depresión. Un día a día organizado te permitirá tener la mente organizada, y eso te hará sentirte mejor.
  • Ten hábitos saludables. Duerme las horas necesarias. Come bien. Y ten hábitos saludables que te permitan tener una buena salud física. Eso es importante para que tu mente se encuentre bien. Procura no consumir productos que empeoren tu estado anímico como el alcohol o las drogas. 

Con toda esta información decirte que si padeces depresión, no malgastes tu tiempo y tus energías en buscar atajos ni medicamentos milagrosos que te permitan sentirte bien de nuevo. La única vía para afrontar la depresión es la terapia. Requiere de tiempo y de mucho esfuerzo, pero si quieres superar todo lo que estás sufriendo deberás pasar por ese proceso terapéutico. Así que, busca tratamiento para la depresión, apuesta por la terapia y siéntete bien de nuevo. ¡Adelante!

Preguntas frecuentes

¿Qué garantías tiene la terapia online?

La terapia online siempre será impartida por un psicólogo cualificado, empleando las mismas técnicas que la terapia tradicional. Por lo tanto, podemos afirmar que la terapia online tiene las mismas garantías terapéuticas que la terapia presencial.

¿Qué es la terapia online?

La terapia online es una intervención psicológica que se implanta mediante las nuevas tecnologías, como por chat, teléfono móvil, o videoconferencia. 
Debemos tener en cuenta que la terapia online tiene las mismas garantías y efectividad que la terapia presencial, pero con grandes ventajas, como son la comunicación directa y continua, el anonimato, realizar las sesiones donde y cuando quieras, etc. Apuesta por la terapia online y siéntete bien de nuevo.

Qué es la terapia emocional

Podríamos definir la terapia emocional como un área de la psicología que se enfoca en las emociones. Es decir, su trabajo se centra principalmente en el modo de experimentar y gestionar nuestras emociones, para saber así las causas de nuestro malestar emocional, y elegir el mejor proceso terapéutico para cada persona.
Tenemos que entender que las emociones es el reflejo de todo lo que sentimos, y de todo lo que procesamos en nuestro interior. Descubrir que nos perturba y nos hace daño, nos ayudará, sin duda, a poder afrontar y superar todo malestar emocional que podamos padecer. Así que, como psicólogo online, te animo a que apuestes por ti, y apuestes por la tera

Áreas de intervención de la terapia online

La terapia online puede tratar: la dependencia emocional, la autoestima baja, ansiedad, depresión, gestión emocional, problemas de pareja o sentimentales, dificultades para relacionarse, o problemas emocionales.

¿Qué ventajas tiene la terapia online?

Entre las grandes ventajas que podemos encontrar en la terapia online, es recibir la ayuda que necesitas sin desplazamientos innecesarios, y en el horario que tú necesites. También puedes optar por el anonimato si lo prefieres, además la comunicación puede ser más directa y continua que en la terapia presencial. Y por último, el precio suele ser más asequible que la terapia impartida en una consulta física.

¿Para quién está dirigido la terapia online?

La terapia online está dirigida a cualquier persona que esté pasando un mal momento, y busque ayuda para afrontar esa situación. Además, es un servicio óptimo para todas aquellas personas que no quieran o no puedan desplazarse a una consulta presencial.

¿En qué consiste la terapia online?

En la terapia online se siguen las mismas estrategias y métodos que la terapia presencial. Así que, la terapia constaría de cuatro fases diferenciadas. En la primera se reuniría toda la información acerca de la problemática que quieras tratar. En un segundo paso, se establecerán los objetivos terapéuticos que se quieren alcanzar. Posteriormente, se realizaría la intervención terapéutica. Y por último, se haría sesiones de seguimiento para comprobar la evolución, y evitar recaídas.

¿Cuánto dura la terapia online?

La duración de la terapia dependerá de cada persona y de lo que quiera tratar. Puede ocupar desde pocas sesiones hasta las necesarias para poder superar la problemática que se quiera superar.

¿Cómo funciona el servicio de Terapia Online?

Los servicios de terapia online consisten en una suscripción mensual, que consta de dos sesiones mensuales de 45 minutos, pudiendo elegir entre hacerlas mediante chat escrito o llamada telefónica. Seguimiento continuo, y acceso a todos los cursos de apoyo emocional, que son un gran complemento a la terapia.

¿Hay permanencia o periodos mínimos?

En Psicólogo Emocional online no creemos en las permanencias ni en periodos mínimos. Tienes la plena libertad de darte de alta y de baja. Recuerda que tú gestionarás tu cuenta.

¿Tengo que pagar algo por darme de alta o de baja?

De ninguna manera. Darte de alta y de baja es totalmente gratuito. El único pago que efectuarás es la cuota mensual.

¿Cuál es la forma de pago?

El pago se efectuará mediante tarjeta, ya sea de débito o de crédito. El pago es totalmente seguro, y tendrás la garantía de que todos tus datos estarán siempre protegidos. Una vez te des de alta, el cobro de tu suscripción se efectuará el mismo día de cada mes. Es decir, si por ejemplo, te das de baja el día 5 de un mes determinado, el cobro se realizará el mismo día de cada mes de manera automática.

¿Y si solamente quiero apuntarme un mes para probar?

Una vez que te des de alta, tendrás tu nombre de usuario y una contraseña. Tú gestionarás tu propia cuenta. Por lo que si solamente quieres probar, puedes darte de baja tú misma cuando quieras.

¿Cómo me doy de alta?

Es muy sencillo. Solamente tienes que elegir el modo de terapia online que prefieras, y seguir los pasos de la plataforma de pagos. Al hacerlo tendrás tu nombre de usuario y tu contraseña, y una vez efectuado el pago tendrás acceso a tu cuenta. Es un proceso rápido y sencillo.

¿Cómo me doy de baja?

Es tan sencillo como darte de alta. Una vez quieras darte de baja, solamente tienes que acceder a tu cuenta y hacerle click al enlace de darte de baja, y ya está.

¿Qué hago si he olvidado mi contraseña?

No te preocupes. Siempre que olvides tu contraseña, podrás recuperarla en la pestaña que encontrarás cuando quieras acceder a tu cuenta.

¿Puedo suscribirme al servicio de terapia online si vivo fuera de España?

¡Por supuesto! Puedes suscribirte vivas donde vivas. Lo único que tienes que recordar es que las sesiones se realizan en el horario de España. Así que, si vives en otro país, ten en cuenta la diferencia horaria.

¿Cuál es el horario para reservar las sesiones?

El horario para poder realizar las sesiones es de lunes a viernes, desde las 9:00 horas hasta las 19:00. Siendo la última sesión disponible desde las 19:00 a las 20:00 horas.
Si necesitas realizar tus sesiones en otro horario diferente, entonces mándame un mensaje a través del formulario de contacto, para que podamos coordinar el día y la hora que más se pueda ajustar a tus necesidades.

Scroll al inicio