El daño que hace no ser valorado

A todos los gusta que nos valoren, y que los demás sean capaces de tenernos en cuenta. El hecho de no sentirse lo suficientemente valorados por aquellas personas que nos rodean, puede hacer que cuestionemos todo aquello que somos, y todo lo que valemos. Al final, no importa lo más mínimo que los demás tengan en cuenta todo aquello que valemos, sino el valor que nosotros mismos nos damos. Tienes que aprender qué hacer si no te sientes valorado, como descubrirás en este artículo.

Es doloroso ver cómo podemos darle todo a nuestros seres queridos, y estos no sean capaces de agradecernos toda nuestra implicación y nuestro esfuerzo. Es cierto que debemos actuar siempre sin pensar en ser recompensados, pero a todos nos gusta y nos satisface que se valore nuestro esfuerzo y dedicación. Por todo ello, si no te sientes valorado por tu entorno más cercano y querido, ello puede hacer que tu autoestima se vea seriamente dañada.

Es esencial que sepas qué hacer si no te sientes valorado cuando puedas sentir la ingratitud e incluso el rechazo de las personas de tu entorno. En esos momentos es inevitable sufrir una serie de emociones tan negativas, como son la tristeza, la culpa, o incluso el rencor. Es un estado emocional que puede llevarnos a padecer un estado de ánimo bajo, además de una angustia realmente elevada. Lo cierto, es que el hecho de no sentirse valorado puede hacernos mucho daño, y hacer que cuestionemos nuestra valía.

Al no sentirnos valorados comenzaremos a cuestionarnos, y comenzar a juzgarnos a nosotros mismos. Como todos sabemos, no solemos ser muy amables con nosotros, y podemos hacernos mucho daño con nuestros juicios, y sobre todo, destruirnos nuestra propia autoestima. Si lo damos todo, y no recibimos lo que creemos que merecemos, puede hacer que se rompan relaciones. Un trato hacia nosotros que podemos considerar injusto puede hacer que nos alejemos de esas personas que más queremos. 

Causas de no sentirse valorado

Es cierto que todos queremos ser valorados. Eso nos da un gran empuje a nuestra autoestima, y nos hace sentirnos bien con nosotros mismos. Pero hay personas que necesitan sentirse valorados a toda costa. Cuando la valoración de los demás es muy importante para nosotros, hay que buscar las causas en un pasado tortuoso, donde solo hubo reproches y críticas.

Todo niño debería desarrollar su autoestima bajo un entorno positivo y constructivo, donde sus padres o tutores velaran por su protección, y por darles el cariño que todo menor necesita. Pero la verdad es que hay niños que crecen en ambientes insanos, donde se les reprocha por todo, y se les critica por cada paso que dan. Eso hace que desarrollen una pobre percepción de si mismos, y necesiten que alguien les valore, aunque sea levemente. Recordemos que un niño que se ha desarrollado en esos ambientes se convertirá probablemente en un adulto herido.

Cuando alguien crece en un ambiente inapropiado, puede desarrollar un vínculo de apego inseguro. Es decir, necesitará siempre tener el afecto y la valoración de las personas que están siempre a su lado. Una búsqueda permanente de esas atenciones que nunca obtuvo en su vida. En estos casos, el miedo al abandono o al rechazo se hace muy intenso, y esa persona será capaz de dejar sus propios deseos a un lado, con tal de cumplir los de otros, solamente para recibir la aprobación que tanto necesita.

La importancia de valorarte a ti mismo

Tenemos que entender que nosotros, con nuestras palabras y nuestro comportamiento, les decimos a los demás como deben tratarnos. Por ese motivo, debemos aprender a querernos y a valorarnos nosotros mismos, y de ese modo, los demás también lo tendrán que hacer si quieren estar al lado de nosotros. Es importante tratarnos bien, porque es el único camino para que los demás también lo hagan.

Para poder tratarnos bien debemos en primer lugar hablarnos bien. Tenemos que aprender a hablarnos de un modo cordial y amable. No podemos fustigarnos, ni silenciar nuestra voz para escuchar el ruido que producen los demás. Somos nuestra responsabilidad, y debemos ser los precursores de valorarnos tal y como nos merecemos. Es el modo de responder a la pregunta: ¿qué hacer si no te sientes valorado?

Qué hacer si no te sientes valorado

Como ya he comentado en el apartado anterior, el modo que dejas que los demás te traten, es como tú mismo te tratas. Por ese motivo, debemos darnos todo el valor que merecemos, y comenzar a hablarnos bien a nosotros mismos. En vez de buscar el reconocimiento de los demás, debemos valorarnos nosotros mismos. Tenemos que ser los precursores en el hecho de tratarnos bien.

Centrarnos en nosotros mismos y en nuestro bienestar nunca es egoísmo, como solemos pensar. Eso es un error. Debemos entender que somos nuestra responsabilidad, y debemos cuidar de nosotros. Para ello, debemos cerrar todas las heridas de un pasado que aún nos duele, y nos hace sufrir. Tenemos que apostar por la terapia, ya que gracias a la ayuda psicológica, podemos sanar todo ese daño sufrido. Es lo mejor qué hacer si no te sientes valorado, y eso repercute en tu vida.

Para conseguir valorarte a ti mismo es necesario que reconstruyas tu maltrecha autoestima. La terapia te ayudará en ello. Comienza a hablarte bien. Háblate con cariño y respeto, y no dejes que las voces de los demás silencien la tuya. Recuerda que eres tu propia responsabilidad, y debes cuidarte. Al final, tienes que convertirte en el precursor de tu propio reconocimiento y valía. ¡Apuesta por ti! ¡Adelante!

Scroll al inicio